lunes, 25 de febrero de 2008

Tortugas en la nevera

La señora Neely es una anciana británica de aspecto afable y cordial. Si uno entrara en su casa, nadie sospecharía que esta mujer esconde ningún secreto. Salvo que abriera la nevera.

En el interior de su frigorífico, entre los pimientos rojos y los botes de mayonesa, Shirley Neely tiene 75 tortugas en hibernación. Los reptiles que tiene a su cargo, en un criadero de la localida de Jersey, suelen hibernar por su cuenta en el jardín, pero dadas las temperaturas inusualmente altas de este invierno, la señora Nelly ha decidido meterlos en la nevera.

Si el calor las despertara demasiado pronto, las tortugas no tendrían energía ni recursos para sobrevivir. “De esta manera – explica Mrs. Neely – me resulta mucho más sencillo mantener una temperatura constante”.

Las tortugas permanecen cuidadosamente apiladas en el interior de la nevera, las más pequeñas son amontonadas en cajitas y allí permanecerán todavía unas semanas más. Hasta que la señora Neely las vaya sacando en primavera.

Enlace: "Cierren la puerta, que estamos durmiendo" (Daily Mail)

No hay comentarios:

Publicar un comentario